domingo, 22 de septiembre de 2013

El tráfico pide cambios en Alicante

Con la reciente entrada de Alicante en el marco del PMUS (Planes de Movilidad Urbana Sostenible) que se viene implantando en ciudades españolas desde 2006, sumado a la también tardía puesta en servicio de la L2 del TRAM, la ciudad se ha despertado súbitamente, comprobando que una reordenación de su tráfico y del rediseño de sus líneas de transporte de superficie es casi obligatoria.

El actual Gobierno municipal mantiene una relación algo tensa con las plataformas ciudadanas de movilidad, ya que si bien dialoga con ellos, no son pocas las “promesas formales” que el tiempo (con una paciencia más que prudente) ha demostrado que no ha cumplido y las reclamaciones se van sumando a las nuevas necesidades.

Cierto es que la región, responsable de una cuota-parte de financiación nada despreciable, está pasando por momentos aciagos y vive renegociando deuda mientras se enfrenta a un Gobierno central que no está en mejores condiciones.

Avda Denia, Alicante
Avda de Denia en Alicante
Parte de esos compromisos incumplidos podrían basarse en ese flujo de dinero reducido al máximo. Pero otras de las fotogénicas promesas ampliamente publicitadas en su momento podían haber se realizado de todas formas (como el carril bici durante la remodelación de la N-332 en el tramo de la Avda de Denia).

La ensalada administrativa en la que vive España ha permitido que según soplaba el viento, la Administración correspondiente (central, regional, provincial o local) se lavara las manos declarándose incompetente en tal o cual tramo. La lógica indicaría que ese tramo debería ser de competencia municipal desde hace años, urbanizado con aceras y carril bici entre Plaza del Mar y las postrimerías de San Juan.

Pero unir en una frase “lógica” y “Ayuntamiento de Alicante” no parece muy acertado últimamente. Porque en el último cuarto de siglo hay más monocolor conservador en todos los niveles administrativos implicados, así que de poco vale, por poco creíble, que las cosas no avanzan porque les ponen palos en las ruedas de la carreta. Si las cosas de servicio público no avanzaron es porque no tenían el interés suficiente para los regidores de cada momento.

Ahora que la recesión ha convertido el orden de prioridades, muchos parecen haber recuperado el voluntarismo social para el cual se supone accedían al cargo público. Pero lo hacen de forma algo tímida, como la encuesta vinculada al PMUS, de formato pobre, mal estructurado y poco eficaz a la hora de ofrecer al ciudadano 2-3 opciones para resolver algunas consultas.

 Pensando en esa nueva realidad, apoyamos la labor de todas las plataformas y asociaciones ciudadanas que aportan ideas y acercan propuestas a las autoridades pertinentes. Iniciamos aquí una serie de artículos-propuesta que pretenden aportar elementos de reflexión para mejorar la inter-relación de los ciudadanos, su desplazamiento por la ciudad (sea a pie, en vehículos a motor o en bicicleta). • 22 sep 13

Propuesta: renovar el eje Manuel Antón - Maestro Marqués en el centro de Alicante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada